horario extendidoEl tema de la educación de los niños y jóvenes mexicanos es de suma importancia por lo que en los últimos años se han llevado a cabo reformas que pretenden de cierta manera solventar las dificultades que presentan los viejos modelos educativos, los cuales, se han mostrado en muchos casos ineficientes debido a que no responden a las necesidades actuales. Es por ello que pese a los grandes avances que se han realizado por educar a la población mexicana, aún hay muchos casos de rezago y de analfabetismo, razón por la que es necesario poner cartas en el asunto y proponer soluciones capaces de hacer efectivo el proceso de aprendizaje en los menores. Una de las soluciones propuestas ha sido la de la instauración de escuelas de horario extendido que ofrezcan a los alumnos, mayores oportunidades de desarrollo en diferentes competencias que les habiliten para ser cada día mejores personas y puedan así contribuir en la mejora de su entorno.

El programa de horario extendido da respuesta a necesidades propias de nuestra época: la incorporación de las madres de familia al mundo del trabajo fuera del hogar, la migración de las familias a otras ciudades donde no cuentan con parientes o amigos de confianza que les ayuden a cuidar de sus hijos mientras ellos cumplen su jornada laboral, un mundo cada vez más competitivo que exige más   desarrollo de competencias tanto físicas como intelectuales y sociales. La falta de espacios recreativos para los niños dentro de sus hogares, los pocos e inseguros espacios fuera de éstos donde los niños puedan hacer ejercicio, jugar o convivir con otros niños de su edad, etc.

Existen diferentes tipos de servicios de horario extendido en nuestro país.  La Secretaría de Educación Pública lo ha implementado y son más de 3.5 millones de menores se benefician con esta modalidad de jornada completa. Con el fin de optimizar la calidad en el aprendizaje, la SEP brinda la ETC (Escuelas de Tiempo Completo), la cual consiste en una modalidad cuyo objetivo es garantizar a los alumnos el derecho a una buena educación. En nuestro país operan más de 20 000 colegios de tiempo extendido gracias a un presupuesto de 6 mil millones de pesos. Es gracias a las ETC que se han mejorado los tiempos para el reforzamiento de competencias básicas como las matemáticas, la lectura y la redacción, el arte y la cultura, el desarrollo físico y la recreación, así como la convivencia y el sentido de comunidad. También se busca mediante la ampliación de la jornada, mayores oportunidades de aprendizaje con el fin de optimizar los resultados en materia de educación. Tales colegios proporcionan servicios en los mismos días que los demás, aunque con una duración que oscila entre las seis y ocho horas. No contemplan el suministro de alimentos y son los mismos maestros y Directivos los que se hacen responsables de este servicio.

Existen también escuelas de sostenimiento particular que ofertan el servicio y cabe mencionar que este programa se originó por el interés que mostraban las personas con ingresos altos en conseguir que la socialización de sus niños se llevara a cabo en sitios privados o cerrados, y alejados de otras agrupaciones. Con posterioridad esta idea se transformó y fue adoptada por otras agrupaciones y clases de la sociedad, sobre todo a medida que las mujeres fueron integrándose al ámbito laboral con lo que nació la necesidad de un sitio en el que sus hijos pudieran ser cuidados y educados. Los servicios que ofrecen y sus programas no están regulados por el Estado; las hay que solo brindan apoyo en el cuidado de los niños y en la elaboración de tareas, otras que imparten materias como inglés y computación que durante el horario escolar no alcanzan a cubrir. Las hay también que además de lo anterior ofrecen actividades artísticas, culturales, recreativas y deportivas.

El Complejo Educativo Hispanoamericano fue fundado por un grupo de empresarios leoneses en el año de 1978, fiel a su misión y a su Modelo Educativo ofrece el servicio de horario extendido con el objetivo de proporcionar a sus alumnos un espacio seguro, agradable y de calidad en el cual puedan ampliar sus conocimientos, desarrollar otras habilidades y asumir actitudes apropiadas para una mejor convivencia, bajo un programa específico coordinado por profesionistas capacitados en el cuidado y atención de los menores.

horario extendidoEl programa de horario extendido se desarrolla en cuatro momentos: en un primer momento hacen la ingesta de alimentos elaborados por una empresa de servicio de alimentación de reconocido prestigio, que cuentan con nutrióloga que supervisa que las dietas sean balanceadas y adecuadas a la edad de los comensales. Durante la comida se motiva a los niños para que consuman sus alimentos y lo hagan observando las normas de urbanidad, practican hábitos de higiene como el lavado de manos antes de comer y cepillado de dientes después del consumo de alimentos; en un segundo momento se da un espacio de recreación para proseguir con la   elaboración de tareas con acompañamiento de sus maestras, contando con las herramientas didácticas y tecnológicas necesarias para ello. Por último asisten a academias deportivas y/o talleres artístico-culturales elegidos de entre una gran variedad que ofrece el colegio durante el turno vespertino y disfrutan de actividades recreativas, todo ello dentro de instalaciones cómodas y seguras.

 Los frutos que se han alcanzado con este programa durante los años que se ha ofrecido han sido: una mayor socialización de los niños por el ejercicio de virtudes como la generosidad, la tolerancia, la paciencia, la amistad. Se ha favorecido el rendimiento escolar al cumplir con sus tareas escolares y tener el acompañamiento profesional para aclarar alguna duda y tener a la mano los medios para hacer las investigaciones pertinentes.

Los padres de familia de los niños que participan en este programa están tranquilos desarrollando sus actividades profesionales, sabiendo que sus hijos se encuentran  seguros y bien acompañados por personas capacitadas y con calidad humana de las que resalta su calidez, quienes en un afán subsidiario y no supletorio coadyuvan a la formación integral de los niños.