La educación secundaria es sin duda una parte muy importante dentro del proceso educativo de una persona, es la etapa en la que un niño deja con la primaria la infancia atrás y se prepara para entrar de lleno a la adolescencia. Los cambios son muchos y muy importantes en el ser humano en esta etapa, por lo que la escuela a la que asisten es muy importante. Hay diversas secundarias en León Gto, pero no todas tienen como el Hispanoamericano la infraestructura y la preparación de su personal para acompañar, formar y guiar a los jóvenes en ese particular momento de su vida llamado adolescencia.

Muchos padres ven con temor el momento en que su pequeño hijo se convierta en un rebelde, callado, malhumorado y lejano adolescente, y por lo mismo es constante la ayuda que nos piden como especialistas en educación, al respecto. Se puede decir que después de muchos años de experiencia, como una de las mejores secundarias en León Gto hemos constatado que el tema que más inquieta a los papás de adolescentes es -la comunicación- y es por eso que hemos preparado una serie de recomendaciones para mejorar este tema en casa.

Es frecuente que los adultos sientan la lejanía de sus hijos cuando dejan de ser niños comunicativos y parlanchines para convertirse en chicos que a duras penas contestan con monosílabos y palabras sueltas. Intentar tener un diálogo frecuentemente termina con una discusión. Sin embargo es necesario entender que esto es totalmente normal y propio de la edad, no se deben desanimar los padres, y mucho menos tomarlo estrictamente personal.

¿Por qué sucede este cambio?

Todo comienza con la llamada “búsqueda de la independencia”, que es cuando los chicos se dan cuenta que pueden y deben manejar su vida, entonces llega el hermetismo para encontrarse a sí mismo, procesar cambios y comenzar a redescubrirse como un nuevo ser humano, se podría decir que es empezar de cero con uno mismo.

En este interesante momento de la vida los jóvenes descubren su propia capacidad de razonar y entender el mundo con visiones más complejas. Los términos simples que de niños los regían ya no aplican y los matices del mundo son ahora variadísimos. Al descubrir esta nueva “arma” que se llama la razón, comienzan también a enfrentarse a conceptos más complejos, como el desamor, la injusticia, la libertad (o la falta de ella) y la autoridad, ahí es donde aparece la figura del padre y la madre como un antagonista.

No hay adolescente que no se enfrente, en algún momento de esta etapa, a la autoridad como desafío personal. Es papel de maestros y tutores entender esto para saber poner límites cuando sea necesario, o extender libertades, si es lo que corresponde y es precisamente una de las tareas principales que lleva a cabo el Hispanoamericano por lo que es reconocido como una de las excelentes escuelas secundarias en León Gto.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Empecemos por mantener la calma, los padres no deben olvidar que son adultos tratando con jóvenes, no hay que permitirse engancharse en una pelea. Se gana más por las buenas que por las malas con los adolescentes.

Presionar a un joven a hablar, platicar, expresar sus pensamientos y emociones, difícilmente va a acabar bien, sin embargo hay momentos preciados en que el muchacho está relajado y de una manera más natural decide entablar una conversación. Se recomienda aprovechar esos momentos en vez de forzarlos. Identificar cuando los hijos tienen esos momentos de relajación es importante, tal vez sea cuando van en el auto o cuando escuchan música o a la hora de cenar. Insistimos aprovechar esos momentos es muy valioso, aunque sabemos que no son frecuentes.

Si dar indicaciones o tratar diversos temas se vuelve una batalla campal, evitar dar muchas vueltas es recomendable, ir al grano simplificará las conversaciones y le permitirá al joven o la joven reflexionar en privado sobre el tema puntual y no desviarse en una pelea.

Volviendo al tema del razonamiento, es recomendable no indicarles soluciones o formas específicas de ver la vida. Los chicos están aprendiendo apenas a enfrentar los problemas que la edad adulta conlleva, por lo que contar con la guía de un padre o madre es más valioso que una imposición que probablemente por venir de la autoridad, inmediatamente rechazarán. Como en todos los casos, a veces hay situaciones en que los padres debemos ser estrictos y no dar margen a la intuición de los adolescentes, sin embargo, en la medida de lo posible, se puede ir otorgando esas libertades de pensamiento y análisis.

Finalmente, es bueno aprender a escuchar y ser flexible. Conocer a fondo a nuestro nuevo adolescente sólo se logrará escuchándolo realmente, entendiendo su sentir, emociones, miedos, deseos y ansiedades; situaciones por las que todos pasamos pero hemos olvidado.

Como una de las mejores secundarias en León Gto, estamos ocupados en ser un apoyo y un puente entre los adolescentes y sus padres, dándoles a estos últimos la tranquilidad de que sus hijos están cuidados y arropados en un ambiente seguro. En el Hispanoamericano, también estamos conscientes de todas las cosas buenas y emocionantes que tiene la adolescencia y por eso la celebramos al lado de los chicos, fomentando en ellos amor a Dios, a sí mismos, a los otros, al deporte, a la patria, al medio ambiente y su entorno.

Queremos que al terminar esta gran etapa de su vida volteen y recuerden con cariño los momentos, las amistades y lo aprendido en el Hispanoamericano, una de las mejores secundarias en León Gto. Acércate a nosotros, conócenos y descubre la comunidad que hemos formado, estamos orgullosos de saber que padres e hijos han pasado por nuestros salones, convirtiéndose en hombres y mujeres de bien.

Posts recientes