La opción de escuelas en León Gto, no es reducida, eso lo sabemos. Elegir la mejor entre todas es siempre un reto. Sobre todo para los adolescentes, el encontrarse en un ambiente agradable es fundamental, pero no sólo eso, sino en un ambiente que permita su crecimiento tanto personal como educativo. A continuación hablaremos un poco sobre el por qué permitir a los chicos escoger su propia escuela es tan importante.

La adolescencia es una etapa sumamente conflictiva, tanto para los padres como para los mismos chicos adolescentes. Es una serie de cambios corporales y mentales que muchas veces no se saben comprender o controlar. Si ya eres mayor de edad, probablemente recuerdas los años tan tormentosos que pasaste durante la adolescencia.

Debido a que las hormonas se encuentran funcionando al cien, tratando de cambiar el cuerpo de niño hacia el cuerpo de adulto, descompensaciones de todo tipo suelen suceder, tanto en la mente como en el estado físico. Además, por si eso fuera poco, la identificación de una persona como tal también suele quedarse estancada, porque no hay una que pueda definir el lugar donde se encuentra. No se es niño ya, pero tampoco se puede referir a sí mismo como un adulto. Las prácticas infantiles se han dejado atrás o se están desvaneciendo, mientras que la madurez mental, la responsabilidad, la experiencia, aún no llegan en su totalidad o incluso en parte.

Si además todo esto le agregamos un poco de desagrado respecto a ciertos elementos de la cotidianeidad como el hogar, la escuela, la sociedad, entonces un sano desarrollo como se tenía provisto, puede pasar a ser una experiencia totalmente traumante.

No olvidemos que las personas desde pequeños se están moldeando de acuerdo a sus temperamentos, a sus vivencias y definitivamente a sus influencias. Por eso, es imperativo que se permita una libertad vigilada, es decir, dentro de los límites, permitir pensar, decidir, actuar.

Nosotros como adultos, ya sea siendo padres, profesores, líderes a seguir, tenemos el compromiso (con nosotros mismos, con el mundo, con ellos) de guiar, sobre todo en estos años tan confusos. Los niños tienen una dulce manera de imitar y poner en práctica inmediata sus conocimientos. Los jóvenes ya no hacen eso. Se cuestionan las acciones de otros, adoptan características de las personas, no pensando en un crecimiento personal sino en una inmediata satisfacción, porque por lo regular hay muchos factores que impiden esto de forma constante y empoderada.

Por eso, cuando uno se convierte en el foco de atención, influye mucho más en los adolescentes que quizás en los niños. Además, por si eso fuera poco, los jóvenes se encuentran muy cercanos a elegir cómo resolverán el resto de sus vidas por una u otra razón. Un par de años pasan muy rápido, y cuando ellos lo notan, ya es demasiado tarde para elegir y accionar nuevamente.

Si quieres que tus hijos adolescentes tomen la mejor decisión al elegir su escuela de entre las mejores escuelas en León Gto, entonces puedes influir en ellos de manera natural. Comienza por presentar al Colegio Hispanoamericano, explicar sus propuestas más innovadoras. Tú que conoces a tu joven aprendiz, sabrás qué áreas son las que más le llaman la atención. Habla con especial entusiasmo sobre estas áreas en nuestro colegio. Pon sobre la mesa el número de opciones variadas que tenemos como extra actividades, para que también sea decisión de él o ella, aprovecharlas. Explica por qué les serán útiles y por qué serán divertidas.

¿Por qué permitir que sea elección de los adolescentes y no de los adultos?

Un chico puede ser muy disciplinado, obtener las mejores calificaciones, entrenar el deporte de su preferencia con mucha dedicación, incluso ser popular. Pero si él o ella no se siente cómodo en el espacio donde pasa más tiempo al día, te aseguramos que su salud mental comenzará a verse afectada.

Y no sólo eso, sino que, como seguro sabes, la salud del cuerpo también está relacionada con los pensamientos. Entre más pensamientos negativos haya en nuestra cabeza, más afectaciones físicas aparecerán.

Ahora imagina que eres adolescente, que no sabes cómo controlar o aceptar tu cuerpo. Después, añade un ambiente que es totalmente desagradable para ti, donde no tienes amigos, donde no te interesan las clases, donde encuentras que las instalaciones son todo menos estéticas o cuidadas…¿cómo te sentirías? ¿qué decisiones podrías tomar? Esto es lo que sucede cuando no se le permite al adolescente ejercer su buen juicio. Como hemos repetido, en un lugar donde se está en plena confianza y comodidad, se pueden construir y mantener pensamientos positivos, que sólo permiten un sano desarrollo de las partes que conforman a una persona.

Confía en tu hijo o hija. Permite que haya una conversación profunda pero directa sobre el tema y explica las razones para elegir la escuela que has elegido (el Colegio Hispanoamericano). De igual manera, permite que tus hijos se expresen con total libertad. Intenta comprender sus razones. Por último, lleguen a acuerdos. El colegio Hispanoamericano, recuerda, tiene cada aspecto que requieres para tus hijos e incluso para ti. Por eso, si ambas partes están de acuerdo, nosotros los recibiremos con gusto.

Si tienes más preguntas o dudas, comunícate a nuestros teléfonos. También recuerda que hay visitas a las instalaciones por si quieres conocerlas. Esperamos que por fin puedan elegir el Instituto Hispanoamericano de entre las escuelas en León Gto.

Posts recientes