Como padres de familia es un gusto enorme ver a nuestros hijos crecer, caminar con ellos y ser su refugio, no obstante, es necesario seguirlos impulsando en su desarrollo cognitivo, es decir fomentar su aprendizaje. En esta ocasión te diremos cómo ayudar a tus pequeños para que sigan fortaleciendo su cerebro por medio de la lectura, dentro y fuera de la escuela.
Lo más importante para que él o ella pueda comenzar a leer es la motivación, por eso, no lo abrumes exigiéndole de más en un tiempo que quizá no sea el indicado, en algunos casos esto ha resultado ser contra producente ya que deja de ser una acción que hace por convicción y se convierte en una obligación, así que una vez que comience el interés por la lectura, es el momento perfecto para impulsarlo, así que toma nota…

 

1. Dale el ejemplo.

En los primeros años de la vida, a nuestra primera fuente de aprendizaje se le llama conocimiento empírico, que significa experiencia, esto se debe a que nuestro cerebro en dicha edad, no es apto para realizar un razonamiento intuitivo por sí mismo, si no que repite patrones que va observando y así lo almacena como conocimiento.

El primer paso para despertar en tus pequeños el deseo de poder leer, es leyendo con ellos, puedes comenzar con un cuento pequeño, o simplemente que te vean leer e identifiquen la acción que realizas, esto debe ser constante ya que no es tan fácil memorizarlo cuando es una acción que se realiza de manera esporádica.

 

2. Explícale lo que vas leyendo.

Aunque sea un bebé, platica con él acerca del libro que le estás leyendo, obviamente tendrás que comenzar con libros que sean muy, pero muy llamativos, con colores fuertes, ilustraciones grandes o alguna textura, de esta forma el podrá conocer mejorar a algunos personajes que intervienen en la historia y los estarás preparando para su próxima asistencia a la escuela.

 

3. Muéstrale algunas letras.

Existen infinidad de canciones con ritmos pegajosos que sirven para repasar algunas de las vocales o bien para aprender el sonido de las letras, es bueno para los niños tener siempre de alguna forma las letras visibles, esto les permitirá ir haciendo un aprendizaje constructivo, donde varias partes van abonando para el mismo fin; te aseguro que después tú estarás cantando con mayor frecuencia las canciones.

 

4. Enséñale palabras nuevas.

Siempre será de mucha utilidad mostrarle alguna palabra nueva, no importa que en el momento quizá no la pueda repetir y es totalmente normal que incluso te ignore, pero recuerda que nuestro secreto, es la constancia y la paciencia, te sorprenderás cuando use aquellas palabras que ni recuerdes haberle mostrado tiempo atrás.

 

5. Haz que se divierta aprendiendo.

Actualmente, puedes hacer uso de alguna aplicación o programa para que, de manera lúdica, pueda ir por ejemplo, reconociendo algunos animales y los sonidos que estos emiten etc., a esto se le llama aprendizaje global, donde él puede ver la imagen y a partir de ello, deducir que es lo que dice la tarjeta o el juego. Esta es una de las técnicas más empleadas en la escuela, donde las paredes están tapizadas de dibujos e ilustraciones, para facilitar su memorización.

Aprender a leer, será un gran paso en el crecimiento, aprendizaje y desarrollo emocional de tu hijo, le permitirá comenzar un camino de autonomía, en donde, tenlo por seguro, estará leyendo cada palabra, cada frase o cada letrero que vea en su día a día. Recuerda que no estás solo en esta etapa, el Complejo Educativo Hispanoamericano te acompaña en todo momento.

Posts recomendados